Las computadoras perfeccionaron el reconocimiento visual pero aún pueden ser engañadas.

reconocimeinto-facial[1]La visión de máquinas ha llegado a superar a la humana. Pero unos investigadores de Google acaban de demostrar en un trabajo titulado: “Adversarial examples in the physical world“,  que la simple y propia distorsión de las cámaras engaña a los ordenadores fácilmente. Sigue leyendo