La estrella N6946-BH1 desaparece misteriosamente delante de los astrónomos.

La estrella N6946-BH1, que estaba siendo observada por astrónomos estadounidenses desde hace varios años, ha desaparecido a pesar de que se esperaba que estallara es una supernova.
Los especialistas no han declarado las causas de este fenómeno, pero manejan la hipótesis de un colapso gravitacional, es decir: su conversión en un agujero negro. Sigue leyendo

En el LHC podrían aparecer microagujeros negros

Fabiola Gianotti, próxima directora general del CERN, junto a Rafael Pardo, director de la Fundación BBVA. / SINC

Si aparece un microagujero negro indicaría que nuestro mundo tiene más dimensiones que las conocidas

El gran colisionador de hadrones del CERN no va a generar ningún agujero negro como los del espacio, pero sí podría formar microagujeros negros cuánticos que revelarían la existencia de nuevas dimensiones en nuestro universo, sin representar ningún peligro para la Tierra. Así lo ha señalado la próxima directora general del CERN, Fabiola Gianotti, en la Fundación BBVA.

Sigue leyendo

Una galaxia enana dio una sorpresa astronómica

Agujero-supermasivo-M60-UCD1

En la ESA / Hubble muestra una ilustración del agujero negro supermasivo situado en el centro de la galaxia muy densa M60-UCD1. (AFP)

Es la primera vez que encuentran un agujero negro supermasivo en el centro de un conjunto de estrellas. Y el hallazgo plantea cambios en lo que se creía hasta ahora de estos objetos celestes.

Sigue leyendo

Ahora sí el Gran Colisionador de Hadrones podría crear agujeros negros.

Agujero-negro-LHC-2

La colisión de dos partículas a gran velocidad puede concentrar en un punto concreto la suficiente energía como para formar un agujero negro. Los dos puntos se fusionan formando un agujero negro con el 72% de la energía total de la energía total de la colisión.

Durante años, los físicos han debatido esta posibilidad, especialmente desde que surgieron las primeras dudas sobre la posible (e involuntaria) creación de agujeros negros en el Gran Colisionador de Hadrones.

Dos investigadores de la Universidad de Princeton reviven la posibilidad de que las colisiones de partículas en el LHC (Gran Colisionador de Hadrones) puedan generar agujeros negros al calcular que la cantidad de energía necesaria para que esto suceda es 2,4 veces menor de lo que se creía hasta ahora. Sigue leyendo