En la Antártica las conchas de caracoles se deshacen por la acidificación de los océanos.

Limacina helicina antártica abunda en el mar de Océanos de Sur entre la comunidad de zooplankton (Nina Bednarsek/British)

En otro artículo de la categoría ECOLOGÍA, continuamos informándonos respecto de los observables y cuantificables daños irreversibles que esta sufriendo el ecosistema terrestre y cuyas graves consecuencias se podrán sentir más rápido que lo supuesto por algunos escépticos.

Vemos como la acidificación de los océanos a causa de la actividad humana, está amenazando una valiosa fuente de alimentos para aves y peces, con un importante papel en el ciclo oceánico del carbono, que a su vez perjudica la alimentación del ser humano. Sigue leyendo