Astronomia: Extremófilos estelares

  

Noviembre 14, 2011: En los años ’70, los biólogos se sorprendieron al descubrir una forma de vida que nunca esperaron que existiera. Pequeños microorganismos con un antiguo ADN vivían en los manantiales hirvientes del Parque Nacional Yellowstone. En vez de disolverse en aquellas aguas en ebullición, los microbios se desarrollaban con éxito, iluminando los manantiales con un color brillante.

Los científicos inventaron entonces el término “extremófilo”, que significa “amante de las condiciones extremas”, para describir a estas criaturas —y entonces comenzó la búsqueda de otras más. Pronto, se encontraron más organismos extremófilos viviendo a gran profundidad en el hielo de la Antártida, en los núcleos de los reactores nucleares y en otros lugares inesperados. La biología no ha sido la misma desde entonces.

¿Podría la astronomía estar a punto de experimentar una transformación similar? Sigue leyendo