Cuando el perro muerde la mano del amo y dueño.

EE.UU sigue sin comprender Medio Oriente y a los pueblos islamitas, y como un temerario domador de leones en un circo, cree que los domina, pero acaba de caer en sus fauces y va a ser devorado.

El embajador estadounidense en Libia, Christopher Stevens,y el consul fueron asesinados durante un ataque con misil contra el consulado en Bengasi perpetrado por personas desconocidas, según informó un funcionario de seguridad de Libia. Sigue leyendo