Antes de sacarme los órganos esperen a que este bien muerto.

En términos concretos, la muerte encefálica es la pérdida total de todas las funciones del cerebro: se pierde la capacidad de respirar y el cuerpo sólo puede ser mantenido artificialmente.

Y aclaran que el estado de coma profundo es la pérdida de la conciencia, pero no de las funciones cerebrales, que son las que permiten que la persona respire por sí sola.

Esto es lo que la ciencia nos explica, pero siempre aparecen casos que nos angustian por enfrentarnos a nuestros miedos mas profundos y más aún cuando alguna legislación en algunos países ya nos avisa cual será nuestro destino.

Una chica de 19 años abrió los ojos en el hospital cuando la iban a preparar para obtener las partes de su cuerpo que podían ser trasplantadas. Sigue leyendo